Consejos para la preparación al parto

Es el momento más importante de nuestras vidas. La señal inminente de que, en breve, podremos por fin ver la carita del ser más importante del mundo para nosotros y tenerlo en brazos.

El nacimiento de nuestro bebé es un acto maravilloso, pero también inquietante y lleno de incertidumbres (en especial, para las madres primerizas). Como sin duda será un instante mágico para recordar eternamente, es importante vivirlo de manera que nos permita disfrutarlo. Para ello, y aunque nos parezca difícil conseguirlo, hemos de aprender a recibir ese momento con tranquilidad.

Para lograrlo, existen técnicas de relajación que se imparten por fisioterapeutas profesionales en la preparación al parto. ¿Quieres saber cómo son y en qué pueden ayudarte estas técnicas de relajación para la preparación al parto?

¿En qué consisten?

Las técnicas de relajación se centran principalmente en aprender a respirar bien. Y es que la respiración oxigena nuestros músculos y órganos y permite no solamente que funcionen con mayor eficacia, sino además, que estemos más relajados y concentrados.

La respiración rítmica también ayuda a sobrellevar las contracciones del parto. Y es que la mujer, durante el parto, debe participar activamente. Son situaciones en las cuales nos sentimos incapaces, impotentes y desorientadas. No sabemos qué debemos hacer exactamente. Mediante la respiración, ayudas a tu cuerpo a relajarse y facilitas la dilatación. Y con la respiración rítmica, eso de “empujar” que piden los médicos cuando asoma el bebé, te saldrá de modo natural.

Cuando las contracciones son más fuertes, la respiración se vuelve más superficial. Esto es normal. Lo importante es evitar que se vuelva demasiado rápida y nos pongamos tensas. La inspiración nunca debe ser más larga que la exhalación.

Con ayuda de tu fisioterapeuta de confianza podrás prepararte para dar el mejor recibimiento a tu bebé en el momento de su llegada al mundo.