La curva de la felicidad con el pilates

Es recomendable no descuidar el ejercicio durante estos nueve meses. El embarazo es una etapa bonita, pero tiene sus dificultades. La futura mamá necesita desahogar tensiones, por lo que practicar un deporte como el pilates aliviará esta situación.

Este deporte va a repercutir positivamente en el periodo de gestación (pre-parto y post-parto) y permitirá que el cuerpo se mantenga activo. El profesor, siempre un fisioterapeuta, mostrará los ejercicios que serán la base para encontrar la relajación, lo cual también te puede ayudar a mejorar el sueño por las noches. Además, también puedes disminuir los riesgos de hipertensión, dolor lumbar, infecciones y edemas. Otros beneficios del pilates serán el mantenimiento de peso y el fortalecimiento de la musculatura.

Un fisioterapeuta, el profesor adecuado

Por desgracia, el intrusismo está cada vez más extendido. Asegúrate, si te apuntas a clases de pilates, que el profesor o profesora sea un fisioterapeuta ya que es el profesional capacitado para dar una sesión para embarazadas. Un fisioterapeuta hará que el cuerpo, mediante diversos ejercicios, trabaje la movilidad, agilidad, coordinación, resistencia, fuerza corporal y mejore la postura.